Hace 10 años que Villares no está en regla y debe $300.000 de tasas de comercio

La Subsecretaria de Comercio e Industria, Silvina Baigorria, detalló el cúmulo de irregularidades que presenta el local O12 de Aníbal Villares. Baigorria detalló los pormenores que llevaron al Juez de Faltas, Daniel Aybar, a tomar la decisión de clausurar la tienda deportiva.

“El comercio no posee ningún documento habilitante ni pago de impuestos municipales. Es una actividad que se ejerce en la clandestinidad y no sabemos qué normas de higiene tiene. Desde hace 10 años que no paga habilitación comercial porque no está registrado y no hay iniciado ningún expediente”, esclareció Baigorria.
“O12 no existe en el padrón municipal, evade impuestos municipales y tiene una deuda con la Comuna que supera los $300.000. Desde la Subsecretaría de Comercio buscamos que se trabaje en el marco de la lealtad con el resto de los comerciantes. Hay quienes tienen toda la documentación, empleados y el local comercial en regla y otros no. Estos últimos son los que luego denuncian abusos por parte del Estado”, sumó.
Desde hace casi 6 meses que la Subsecretaría de Comercio e Industria busca que Villares regularice su situación comercial. Ante su constante negativa a ponerse en regla, y bajo la directiva del Juez de Faltas, Daniel Aybar, los inspectores de Comercio labraron el acta de clausura y colocaron la faja en dos oportunidades ya que la primera fue retirada por el propio comerciante.
Los hechos que tuvieron desenlace posteriormente entre el comerciante y la Policía de Santa Cruz deberán resolverse en un ámbito que excede al Municipio de Caleta Olivia.

Compartir